La Fuerza de los Vínculos Familiares

Cuando vemos la fuerza de los vínculos con la familia de origen y con los destinos de miembros de la familia de origen, es evidente lo difícil que es para el individuo desvincularse de ella y encontrar una buena solución para sí mismo.
Porque el ligamento al destino de la familia de origen, incluso si tiene consecuencias graves, se experimenta como felicidad. – Aunque suene tan extraño.

Quién, por ejemplo, quiere ser similar al padre fallecido, se siente, cuando lo hace bien y perteneciente. Si se separa de ellos, dándoles el honor y se retira, si bien con la benevolencia de ellos, entonces experimenta esto como una separación de este profundo vínculo lo cual le produce miedo y angustia. Entonces el sufrimiento es más fácil que el desvínculo, y la desgracia mucho más ligera que la felicidad. Es por eso que a menudo, cuando hemos hecho una constelación, vuelve de nuevo la succión del vínculo.

Entonces hay que tener cuidado. No actuar, esto es muy importante, sino esperar y ver cómo se puede desarrollar. A menudo es el caso, sobre todo cuando ha habido destinos. No es cuestión aquí de producir felicidad, sino se trata de encontrar una solución en sintonía con el destino, en la cual se encuentra la fuerza y el individuo se encuentra también completo. Por lo tanto, hay que tener cuidado con la solución rápida. Y tener también cuidado de volver a recaer de nuevo en lo viejo.

Bert Hellinger