Patrones o “Leyes” que Operan en la Familia

Puede ser también, por ejemplo, una abuela que murió en el parto o un bebé que nació muerto y que ha sido olvidado en la familia1, a quien tal vez ni se le haya dado nombre. 

Cuando agregamos a un representante para la persona excluida u olvidada en la familia, los demás a menudo experimentan un gran alivio o la sensación de haber sido completados.

Viendo cuidadosamente estas constelaciones a lo largo de los años he descubierto ciertos patrones o “leyes” que operan en la familia. La mayoría de éstas son inconscientes y son reveladas por efectos que se hacen visibles en las constelaciones.

Una de estas leyes, que ha sido claramente observada, es que cada miembro de la familia tiene el mismo derecho a pertenecer al sistema. Si a una persona se le ha negado el derecho a pertenecer, por ejemplo, siendo olvidada o excluida por miedo a un destino difícil, el sistema mostrará los efectos.

Un sistema familiar no permitirá que se le niegue a alguien el mismo derecho a la dignidad o importancia. Hasta un bebé que nace muerto tiene derecho a ser recordado. Ésta es una de las leyes. 

Otro efecto que hemos visto es que si a una persona se le niega el derecho a pertenecer, esta persona será representada inconscientemente más tarde por otro miembro de la familia. De este modo, la bisabuela que murió dando a luz puede ser representada por una bisnieta que de repente siente que se tiene que suicidar o que necesita dejar a la familia, sin ninguna razón aparente. 

Por extraño que parezca, si se incluye en la constelación una representante para la bisabuela, la representante de la bisnieta repentinamente siente un gran alivio, y sólo entonces siente que puede permanecer en la familia y quedarse con vida. 

LIBRO: RAQUEL SOLLOZA POR SUS HIJOS
Bert Hellinger