EL MIEDO
Bert Hellinger- Cuentos de vida

SoledadUna pareja llevaba muchos años casada. Sin embargo, no vivían juntos porque el hombre afirmaba que el trabajo adecuado para él sólo lo encontraba en una ciudad que estaba muy lejos. Cuando en el grupo se le hizo ver que donde vivía su mujer también podía encontrar un trabajo semejante, siempre daba alguna excusa. Así, se puso en evidencia que debía haber otro motivo encubierto que justificara su comportamiento. Contó que su padre estaba enfermo de tuberculosis y que había pasado muchos años ingresado en un sanatorio que se encontraba muy lejos de la casa. Cuando iba a visitar a su esposa y a su hijo, ambos quedaban expuestos al contagio. Aunque el peligro ya hacía mucho que había desaparecido, su hijo asumía el mismo miedo, el mismo destino, y se mantenía lejos de su mujer como si él también representara un peligro.

 


EL TEMBLOR – Bert Hellinger- Cuentos de vida

En un grupo terapéutico, de repente una mujer empezó a temblar. Al observarlo, el terapeuta tuvo la impresión de que aquel temblor era de otra persona. 

Entonces le preguntó: “¿De quién es ese temblor?” “No sé”, respondió ella. 

El otro continuó preguntando: “¿Podría ser de un judío?”. “De una judía”, respondió la mujer. 

Cuando esta mujer nació, un oficial del servicio de seguridad nazi fue a felicitar a su madre en nombre del partido. Detrás de una puerta había una judía a la que habían escondido en la casa. Era ella la que temblaba.