Nuestra mente subconsciente se encarga de todos los procesos vitales de nuestro cuerpo, y almacena memorias y experiencias durante toda la vida, nos puede llevar al éxito o al fracaso, dependiendo el condicionamiento al que la sometamos.

screen-shot-2016-09-15-at-12-23-26-pm

En muchas ocasiones, cuando tenemos un fuerte deseo o una meta por lograr, nuestra mente nos detiene y nos impide avanzar.

  • La procrastinación

  • La pereza

  • La incertidumbre

¿Cómo podemos entrar en armonía con nuestra mente subconsciente? Bueno, realmente es muy simple (aunque no fácil): Estableciendo una fuerte comunicación con ella.

Las personas que menos control tienen sobre su mente subconsciente, son las que viven vidas más difíciles.

Hablamos de entrar en contacto con nuestros recuerdos y con la mente que decide por nosotros en situaciones difíciles.

En ocasiones subestimamos el poder que yace en nuestro interior. La sabiduría evolutiva se encuentra impresa en nuestro ADN y tenemos acceso ilimitado a ella, el aprovechamiento de ella es lo que nos ayuda a construir una mejor vida

¿Tener capacidad para ver el futuro?, realmente no hay nada de esotérico aquí. Lo que ocurre es que tu mente subconsciente con base en sus recuerdos, experiencias y condicionamientos, ha logrado deducir la sucesión de eventos más lógica.

14045748_10154533405947710_4055443446275461800_n

Estableciendo Comunicación

Al dormir, tu mente subconsciente entra en acción sin perjuicio de tu mente consciente. La mente consciente funciona durante el día, en la noche descansa. Esto significa, que si quieres poner en funcionamiento a tu mente subconsciente de la manera más eficaz posible, debes aprovechar tu sueño en la noche.

Para lograrlo, toma un papel y escribe aquello que verdaderamente deseas en la vida, sin importar qué tan difícil te pueda parecer. Antes de dormir, léelo varias veces y duérmete pensando en ello.

Tu mente subconsciente estará totalmente enfocada y trabajará en encontrar alternativas, soluciones y decisiones a tomar para efectivamente convertir en realidad aquello que visualizas. Mientras más vívida sea tu experiencia mental, más fácil le quedará a tu mente subconsciente brindarte ideas para que lleves a la acción.

Aprovechar el condicionamiento positivo, por encima del negativo. Muchas personas cuentan con una autocrítica destructiva, y se lastiman todo el tiempo. “Soy un tonto”, dicen, o “No podré hacerlo”. Si empiezas a cambiar tu lenguaje interno por uno más positivo, y le das órdenes a tu mente sobre lo que deseas lograr… Pronto vivirás una vida más armoniosa.

Finalmente, los científicos e investigadores han comprobado que la mente subconsciente existe y trabaja en todo momento para mantener las funciones vitales del cuerpo. Los pensamientos dominantes que tengamos, determinarán en gran medida los resultados que obtengamos en la vida fruto de nuestras acciones.

Autor: Juan Sebastián