¿Humanidad dominada?

Humanidad dominada

La humanidad se encuentra principalmente en un estado de dominación, las personas están esclavizadas por sus propios apegos y aversiones, y por su propia mente. Este proceso se agudiza con el circo mediático y de ocio de masas creado para breves lapsus de atención y para reforzar esos apegos y aversiones. Mi trabajo como Life Coach es ayudar a los individuos a levantarse por sí mismos y salir de esa mente del mundo cansada. El método principal para conseguirlo consiste en superar las creencias de escasez y limitación. ¿De qué manera? Dejando de preocuparte por eso. “Dime que te falta y te diré lo que te preocupa”.

¿Y de qué otra manera? Ayudando a las personas a entender que el esfuerzo no es un gasto de energía, sino que la acumula. Cuando le dedicas esfuerzo a algo, sea lo que sea, acumulas fuerza y energía, no al revés. El desgaste de energía proviene de la resistencia, no del esfuerzo.

Mi trabajo es ayudar a las personas a crear nuevas realidades. ¿Cómo? Enseñándoles el arte de la creencia profunda. La creencia profunda es un estado elevado de concentración, y siempre influye en la realidad física. La humanidad dominada debe saber que se alcanza mucho más estando sin móvil, ordenador o coche durante días, y desarrollando a cambio los poderes de la mente.

Otra cosa que es importante saber es que nuestra capacidad queda mermada cuando nos quejamos. Todas esas quejas diarias no te ayudan a elevar tu energía. Te hacen más y más pequeño… hasta que te acabas convirtiendo en una persona tan pequeña como aquellas de las que te quejas.

Hago el trabajo que se supone que hacen los psicólogos y curas, pero que en realidad no hacen más que de manera limitada, pues a menudo se quedan atrapados en abstracciones. El psicólogo está demasiado centrado en los problemas, y el cura en la vida después de la muerte, como para enseñar acerca del éxito en este mundo. Si bien no puede hacerse un buen coaching para el éxito sin la dimensión espiritual.

Cuanto más difícil es dominarte y doblegarte, más alto es tu nivel de conciencia. Aunque incluso personas con gran entusiasmo por la vida pueden llegar a ser sometidas mediante desilusiones, dificultades y desánimo constantes. Aunque esto no es posible si se plantean de manera firme la intención de no dejar nunca que la oposición les agote, de no permitir que la vida les lleve abajo. Si te planteas aprender algo nuevo cada día y nunca quedarte satisfecho con el statu quo o tu nivel actual de conciencia, habrás programado tu brújula interior para ir hacia arriba el resto de tu vida.

Hay veces que piensas que el parabrisas del coche está limpio… hasta que sale el Sol y hace visible la suciedad. Es parecido con la Conciencia. Cuando tu conciencia aumenta, a menudo lo primero que ves es más oscuridad… pero, con ella, también la capacidad de eliminar esa oscuridad, de limpiar el parabrisas. Por ello el crecimiento hacia arriba puede ir acompañado de dificultades al principio, antes de descansar en un nuevo plano de tranquilidad.

origenyenergia-pensarengrande-1

La Técnica de Pensar en Grande

La Técnica de Pensar en Grande consiste en un ejercicio de megalomanía controlada. Se basa en el precepto de que atraes como un imán a tu vida aquello que irradias hacia afuera con tus pensamientos, tus palabras y tus actos.

Me refiero a ella como “megalomanía controlada” para diferenciarla del comportamiento delirante o del pensamiento mágico. Usa esta técnica con moderación para elevar tu “frecuencia vibratoria” personal, pero sin la atadura interior o expectativa de alcanzar rápidamente la idea grandiosa que imaginas, cualquiera que sea. La idea es “aspira a las estrellas para poder llegar a la luna”. Si alcanzar la luna te parece difícil, entonces aspira a alcanzar las estrellas, y llegar a la luna te parecerá mucho más fácil. La Técnica de Pensar en Grande te permite ejercitar la imaginación más allá del límite por un breve período de tiempo antes de traerla de nuevo a la conciencia diaria. La razón por la que esta técnica debe practicarse con moderación (yo la uso una o dos veces al año) es que mantener un nivel demasiado elevado demasiado tiempo (un nivel más alto de lo que tu sistema nervioso y tu sistema de creencias pueden procesar en un período corto de tiempo), puede causar un retroceso, agotamiento nervioso, y el típico delirio del “optimista” que niega la naturaleza yin-yang de la vida diaria. Es mejor ir subiendo gradualmente, desde el nivel 4, por ejemplo, al nivel 8, lentamente y poco a poco, que subirlos todos de golpe. La Técnica de Pensar en Grande te permite lanzarte desde el nivel 4 al 8 de manera instantánea pero a la vez recomienda que no lo intentes morigenyenergia-pensarengrandeuy a menudo, y que mejor vayas del 4 al 5, o del 4 al 6. Una vez que te sientes cómodo en el nivel 7, ya puedes aspirar a alcanzar el 8 con frecuencia, y, por supuesto, deberías hacerlo.

Voy a dar un ejemplo de la vida real para ilustrar como funciona: Hace unos años puse un anuncio en una lustrosa revista de desarrollo personal. Yo normalmente no me anuncio para nada, y mucho menos al precio que pedía esta revista de quiosco, pero estaba aplicando la Técnica de Pensar en Grande y ello pedía un curso de acción totalmente nuevo. En el anuncio yo decía que cobraba 50.000 dólares por un día de coaching. Las personas que sabían que en aquella época yo sólo cobraba entre 400 y 800 dólares por un día, pensaron que me había vuelto “loco”. Aquel anuncio (que me costó 700 dólares) no recibió ninguna respuesta, sin embargo, esa vez en que pensé en dimensiones mucho más grandes de lo que estaba acostumbrado, atrajo toda una retahíla de cosas. Una de ellas es que uno de los editores de la revista se fijó en mi anuncio y me pidió si podían escribir un artículo sobre mí y hacerme una entrevista para el medio millón de lectores que tenían. Me figuro que le impresionó encontrar un coach que pedía 50.000 dólares por sesión. En cualquier caso, lo que obtuve a cambio fue mucho más que mi inversión de 700 dólares. Hoy día puedo decir al mirar atrás que sinceramente 50.000 dólares ya no es “pensar en grande” para mí. Esto significa que mi frecuencia de energía ha alcanzado un nivel con respecto al dinero en el que esa cantidad ya me parece normal. Si hiciese el mismo ejercicio de nuevo, tendría que pedir 500.000 dólares por sesión para que me pareciese algo escandaloso. Esto quiere decir que siempre puedes sentir cuál es tu nivel de creencia en algo probando un nivel más alto, y otro más alto, y otro más alto todavía, hasta que alcances tu límite personal de lo que puedes creer.

La Técnica de Pensar en Grande te pide que ejercites la mente para pensar, sentir, ver y actuar en los términos propios, más amplios, de mayor confianza en ti, de la “versión más elevada de ti mismo”. Así que cuando uses esta técnica, elije pensar y actuar sobre algo que implique una realidad mucho más brillante y exitosa que la que tienes actualmente. Sé escandaloso en tus aspiraciones. Disfruta. Y mira qué pasa.

Entusiasmo Liviano

El Entusiasmo Liviano no surge de lo que estás HACIENDO. Se trata de una actitud interior que crece al soltar las resistencias. Puedes estar rellenando formularios de hacienda, pintando la casa, dando clase a alumnos difíciles, o en medio de arduas negociaciones, y aún sentirlo. Si te sientes agotado o agobiado por las tareas e inconvenientes de la vida diaria, lo que se te pide es un cambio de actitud. Si no has cultivado la actitud del entusiasmo liviano, entonces no importa dónde estés, con quien estés, a dónde vayas o lo que estés haciendo. Un exceso de cualquier cosa se acaba haciendo aburrido o pesado después de un rato. A veces, cuando me piden que haga alguna tarea difícil, puedo empezar con cierta resistencia. Tras media hora refunfuñando, la resistencia puede transformarse en aceptación. Otra media hora más de dicha tarea, y puedo empezar a cantar y bailar mientras la hago. Media hora más, y puedo hacerla con entusiasmo y echarla de menos si se acaba. ¿Qué ha ocurrido? Que he pasado por un cambio de actitud, llegando a aceptar lo que toca en lugar de negarlo. “Sí, pero prefiero evitar esas tareas del todo antes que intentar sentirme bien con ellas”, me dice mucha gente. Pero esas palabras muestran que no han entendido la cuestión. Una vez que hayas conseguido superar tu resistencia, tendrás menos de esas tareas no deseadas. Es precisamente esa resistencia lo que hace que esas tareas se peguen a ti con cola, porque resistencia es igual a atención extrema, y atrae como un imán lo que te disgusta, sea lo que sea. Así que, ¿Cuáles son las tareas que no te gustan nada y que tienes que realizar con frecuencia? Si sabes cuales son, la pregunta siguiente es: ¿Cómo llegar a un estado de entusiasmo liviano mientras las haces?

La repetición de pensamientos programa la mente para mantener ciertas ideas, creencias y emociones. Por tanto, todas las canciones populares que repiten estribillos combinados con melodía, funcionan como afirmaciones que programan nuestra realidad. A menudo repetimos canciones y nos apropiamos de ellas sin ni siquiera darnos cuenta de lo que dicen. Por supuesto que también hacemos lo mismo con creencias que cogemos de nuestros padres, de amigos y de los medios de comunicación –las aceptamos sin cuestionarlas.

origenyenergia-paracrecerA veces, cuando otros me llevan en su coche, me desagrada escuchar la radio porque me doy cuenta de lo que dicen las letras de las canciones. Hace poco, en un viaje en coche de 40 minutos, cuando un amigo me recogió del aeropuerto, escuché cómo se transmitían los temas siguientes (sí, los apunté):

“¡Estoy tan solo! Necesito a alguien esta noche o moriré”

“Le voy a meter un puñetazo en la cara a un policía”

“Me voy a emborrachar hasta que me desmaye”

“No consigo arreglar lo que hice”

“Por qué no me llamas”

“Quién puede entenderlo”

“No lo aguanto más”

Corregidme si me equivoco, pero ¿no suena esto como alguien que está realmente deprimido? Con tanta negatividad alrededor, absorbida sin cuestionarlo, uno se pregunta cómo puede nadie llegar seguro a casa. Claro, en el fondo la culpa no es de los artistas ni de los servicios de radiodifusión. Ellos tocan o transmiten aquello con lo que la gente quiere identificarse. Es tan sólo un reflejo más del nivel de conciencia de este planeta, no algo contra lo que luchar o que intentar evitar. Sin embargo tú personalmente sí que puedes llegar a ser inmune a una programación negativa, simplemente siendo consciente de los mensajes que se están transmitiendo: ¿Tengo intención de pegarle un puñetazo a un policía hoy en la cara o de sentirme suicida porque alguien no me llama? No gracias, esas no son mis intenciones.

Conociendo el efecto del sonido, la melodía, las emociones, los estribillos y el pensamiento verbalizado, puedes utilizar diferentes canciones populares y cambiarles la letra para que expresen tus intenciones. Yo cuando lo hago, suelo hacerlo con estribillos. De este modo, si alguien canta “me hundo en un agujero”, yo lo cambio a “me hundo en el universo”, y si alguien canta “¿quién va a montar tus caballos salvajes?”, lo cambio a “voy a montar unos caballos salvajes”, y “No puedo más” cambia a “Puedo con más y más”, y “Lo quiero todo” cambia a “Lo tengo todo”.

por Frederick Dodson

Artículo publicado en 2007-2012. Actualizado y resumido en 2014.